El hombre sensato cree en el destino; el voluble en el azar

Benjamín Disraeli

estadista inglés

1766-1848