En circunstancias especiales, el hecho debe ser más rápido que el pensamiento

Hernán Cortés

conquistador español

1485-1547